Conoce las 7 maravillas de Boyaca: parte2

El Valle de Tenza

El departamento de Boyacá es uno de los más grandes de Colombia en cuanto a la extensión de su territorio, domina gran parte de la región andina del país y sus paisajes montañosos son característicos en todos los rincones del departamento, razón por la cual casi siempre las poblaciones boyacenses se asocian con el clima frío de las montañas andinas. Sin embargo, la magia y el encanto natural de Colombia hacen que, en medio de las montañas y valles de esta región, existan diferentes pisos térmicos y una variedad climática singular que permiten que en plena zona montañosa de Boyacá existan varios pueblos y regiones con climas cálidos, con características muy diferentes a la tradicional imagen de Boyacá con su clima frío y el uso de la ruana, prenda de vestir típica de las zonas frías.

Una de estas zonas escondidas en medio de las montañas de Boyacá es el Valle de Tenza, todo un tesoro natural, cultural y social que se extiende por el sur oriente de éste departamento y que a pesar de su cercanía con Bogotá, la capital de Colombia, es una de las zonas boyacenses más desconocidas y poco recorridas por los viajeros del país.

15037103_1290215107704519_5333290957617483706_n

Un tesoro entre las montañas y el llano

La zona del Valle de Tenza es uno de los tesoros naturales y energéticos del país pues en medio de este valle se encuentra una de las represas más importantes de la región central de Colombia, la represa de Chivor, la cual genera buena parte de la electricidad que se consume en el centro del país y que cuenta con un embalse del mismo nombre (también conocido como embalse la Esmeralda). El clima del bosque tropical húmedo y del piedemonte llanero es el marco de este bello destino en Boyacá, coronado por importantes páramos que como fábricas naturales de agua abastecen a la represa y a los ríos de la zona.

La temperatura promedio de la región está por los 20º Celcius y a lo largo del Valle de Tenza y de la represa se encuentran bellas poblaciones de antepasado colonial y campesinos amables y sencillos. Las aguas termales, las cascadas, los recorridos por la represa e incluso actividades deportivas de aventura hacen de este lugar un rincón ideal para conocer cerca de Bogotá.

Recorriendo el Valle de Tenza

15202661_1203773849684364_5058322313185459314_n

A pesar de su cercanía con Bogotá esta región boyacense ha sido un poco olvidada por el Estado colombiano, sus vías de comunicación no son buenas y la carretera principal que recorre el Valle de Tenza es una vía difícil para automóviles pequeños, sin embargo la tranquilidad de la región es uno de sus mayores atractivos siendo una de las zonas más seguras y tranquilas de Boyacá.

Si decides disfrutar y descubrir de los encantos que el Valle de Tenza esconde para ti, la opción es por vía terrestre desde Bogotá, saliendo por la Autopista Norte por la carretera que lleva a la ciudad de Tunja. A la altura del Embalse del Sisga se toma la carretera que desvía a la derecha y desde allí en pocos minutos empiezas a recorrer y a disfrutar de este rincón colombiano encontrando en primer lugar la población de Machetá que aunque es un municipio del departamento de Cundinamarca, es la puerta de entrada a esta bella región de Boyacá.

Tomado de: Pueblos del valle de tenza 

Villa de leyva

Las calles de piedra y las fachadas blancas reciben a los viajeros que llegan a Villa de Leyva, un municipio boyacense que hace parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia y al que se llega desde Bogotá en unas tres horas por tierra hacia el nororiente de la ciudad. Fundada el 12 de junio de 1572 y reconocida por su arquitectura colonial, Villa de Leyva vive con intensidad el siglo XXI pero comparte su historia con quienes la visitan.

Su enorme plaza principal, empedrada y rodeada por viejos edificios coloniales que se conservan como la iglesia catedral, la iglesia del carmen , al museo Antonio Nariño, entre otros en Villa de Leyva.

Muy cerca de Villa de Leyva se ubican el desierto de la candelaria y el monasterio la candelaria, en el municipio de Ráquira. En el norte de Villa de Leyva se encuentra el santurario de fauna y flora de iguague.

Cada rincón de este hermoso pueblo de Villa de Leyva tiene una historia que contarnos el pasado esta vivo con sus habitantes quienes guardan toda su tradicion.

Que hacer en Villa de Leyva?

Quienes llegan a Villa de Leyva encuentran edificaciones coloniales muy bien conservadas. No obstante, el presente y el futuro de este Pueblo Patrimonio están bien cimentados en propuestas novedosas para que los visitantes descubran actividades como visitar una granja de avestruces, ir a un parque temático sobre dinosaurios, conocer sitios arqueológicos y comprar artesanías elaboradas en cerámica.

Visita los museos encontraras cosas muy interesantes sobre lo que era Villa de Leyva antiguamente.

EXPERIENCIAS ÚNICAS

Villa de Leyva encanta a los viajeros en cada esquina. Basta caminar por sus calles de piedra en cualquier dirección para toparse con iglesias, conventos y monasterios y, de repente, encontrarse con una plaza enorme donde se vuelan cometas y se encienden luces de Navidad. Aquí los visitantes quedan encantados con fachadas blancas, ventanales y puertas de madera de construcciones de estilo colonial.

ACTIVIDADES QUE NO TE PUEDES PERDER

Casas que son museos, una granja de avestruces y un festival en el que el tomate es el protagonista, son algunos de los planes para disfrutar en Villa de Leyva y sus alrededores.

Disfruta de nuestras comidas tales como el Mondongo, Fritanga, Chocolate con Queso, La Changua, El Ajiaco,  Cuchuco de Trigo, etc.

tomado de:Colombia

Parte 3

Leave a Reply

Your email address will not be published.

+ 25 = 35