Nuestro consumo diario afecta a varias especies en peligro

Consumir desde un café colombiano hasta aceite de oliva español tiene sus impactos sobre el Medio Ambiente, especialmente sobre la fauna de sus países de origen. Ahora existe un mapa global que detalla cómo las exportaciones amenazan las especies.

Los consumidores de Estados Unidos, China, Japón y la Unión Europea ahora conocen de primera mano cómo los productos importados a sus países pueden estar afectando la fauna local de los países de origen, esto gracias a un estudio en donde se demuestra cómo para obtener café o tofu se arrasaron bosques en Mato Grosso (Brasil) o Sumatra (Indonesia), o para elaborar productos manufacturados como los IPhone o muebles de Ikea, se ha recurrido a prácticas que contribuyen al declive de la vida salvaje, esto gracias a la publicación científica de la revista Nature Ecology & Evolution.

Ya antes se tenían informes previos en donde se aseguraba que cerca del 30 % de las especies amenazadas lo estaban debido al comercio internacional. Con la información del artículo, se concluye que los países que importan productos son los que más ponen en peligro la biodiversidad. Está el caso de Estados Unidos, en donde gran cantidad de productos son importados, amenazando así a especies en la costa este y oeste del sur de México, en América Central, el sur de Europa, el Sahel, el sureste de Asia o Canadá.

Otro caso es el de la producción de aceite de Oliva en España y Portugal, que amenaza directamente al Lince Ibérico (en peligro de extinción), este aceite de Oliva es enviado hacia Estados Unidos en mayor cantidad y su producción tiene altos impactos ambientales principalmente por las presas que se construyen para irrigar los cultivos; en Brasil se deforesta el bosque para destinarlos a pastoreo de ganado vacuno, haciendo que el Mono Araña (una especie amenazada) esté aún en más peligro y también en América Central peligra por la producción de café.

Extinción Masiva de especies.

Con este mapa la idea es permitir que los consumidores y los productores colaboren entre sí para evitar la extinción de más especies en el planeta, creando conciencia de la necesidad de su protección y la búsqueda de alternativas para una producción más sostenible. Es necesario saber que la tierra entró en un periodo de extinción masiva en donde los animales y plantas están desapareciendo 1.000 veces más rápido que hace algunos siglos, aunque entre los últimos 500.000 años han sucedido 6 fenómenos como este en donde desapareció hasta el 95 % de las especies, el que presenciamos ahora es más acelerado que cualquier otro.

Mono Araña.

Se debe tener en cuenta que hay recursos para la conservación de las especies, más de 6.000 millones de dólares, pero en realidad cerca del 90 % de dichos recursos se quedan en los países ricos que son los que recaudan el dinero. También cabe aclarar que en el presente estudio no se tuvo en cuenta el impacto del comercio ilegal en la vida salvaje o el tráfico ilegal de especies (valorado en 150.000 millones de dólares al año) los cuales siguen vigentes y requieren mayor atención, de lo contrario las especies del planeta acelerarán su ritmo de desaparición.


Leave a Reply

Your email address will not be published.

8 + 1 =