En tan solo 2 décadas desapareció el 10 % de áreas silvestres del planeta

La prestigiosa revista Current Biology publicó el estudio en donde se indica que algunas áreas del mundo que no han sido alteradas por humanos están desapareciendo.

Selva Amazónica
La pérdida de Áreas silvestres del planeta es muy preocupante. Imagen de Veoverde.com

Según el estudio, desde la década de 1990 han desaparecido casi un 10 % de las áreas silvestres del planeta, especialmente en territorios muy vulnerables como lo es el Amazonas y África Central, lo más curioso es que estas áreas no reciben alteraciones por parte de los seres humanos, lo que es aún más preocupante.

Con este estudio se observan los cambios que han tenido territorios inalterados, basándose en la definición de “naturaleza” como “un lugar biológica y ecológicamente intacto, libre de cualquier perturbación humana significativa”, de esta manera los investigadores hicieron un mapa actualizado de dichas áreas y compararon el resultado con un mapa que usó el mismo método en la década de los 90, demostrando que casi el 20 % del área terrestre del mundo es natural, lo equivalente a 30,1 millones de kilómetros cuadrados.

Sin embargo los resultados finales no fueron positivos, ya que aproximadamente 3,6 millones de kilómetros cuadrados, es decir alrededor del 10 % de las zonas naturales, se perdieron en las pasadas 2 décadas, dicha cantidad equivale a dos veces la masa terrestre de Alaska o la mitad de todo el Amazonas.

El problema también yace en que “No podemos restaurar o compensar nuestra naturaleza. Una vez que se ha ido, se ha ido”, así lo dijo James Watson, autor principal del estudio. Con el mapeo y su análisis comparativo se concluyó que las zonas más afectadas son Sudamérica, con el 30 % de sus zonas naturales perdidas, y África con el 14 % de las suyas.

La naturaleza es frágil y si no cuidamos de ella ésta se perderá poco a poco, este estudio demuestra la necesidad de proteger zonas naturales que aún no son intervenidas, para evitar su posterior destrucción.

Tomado de El Espectador.

Edición Manuel Zárate.


Leave a Reply

Your email address will not be published.

39 − 32 =