The Big Arse Toilet, el WC que convierte residuos humanos en biogás

The Big Arse Toilet, el WC que convierte residuos humanos en biogás

En el día mundial del baño, la empresa Spark Arquitecture presentó un prototipo de inodoro que convierte los desechos humanos en biogás, en cuya construcción se pueden usar materiales de amplia disponibilidad local.

Según datos de las Naciones Unidas, 892.000.000 millones de personas no tienen infraestructura sanitaria doméstica. Es habitual en países de ingresos bajos y con limitaciones de acceso al agua y saneamiento público.

Cuando las heces no son tratadas de forma adecuada, pueden contaminar el agua y el suelo.Los más vulnerables son los niños menores de cinco años. Uno de los países con este problema es la India.

El día mundial del Baño se celebra el 19 de  noviembre. En el año 2018, la empresa singapurense Spark Arquitecture presentó un modelo de inodoro que convierte los desechos humanos en biogás.

¿Cómo funciona este inodoro?

Es una estructura de trece metros que puede generar electricidad para 8 viviendas rurales. Está conformada por una serie de módulos impresos en 3D con una cúpula de biogás enterrada.

Los desechos humanos, restos de comida, residuos de animales y otros orgánicos se depositan en el digestor anaeróbico. El material se descompone y produce metano, el cual se almacena en una cámara de biogás subterránea.

El biogás alimenta  una unidad de microcogeneración (cogeneración de calor y electricidad) que suministra gas para cocinar e iluminar en las viviendas.

La cáscara impresa incluye taza y lavabo. Puede ser personalizada en función de los materiales disponibles en el entorno, ya sea barro, madera u otros de los que podamos disponer localmente.

La empresa también investiga para el uso de envases plásticos, ya que sería una buena idea que los inodoros se fabricaran con plástico reciclado local, evitarían otro problema a las comunidades locales.

La propuesta de Spark Arqutecture para la India está formada de módulos de inodoro impresos a partir de una mezcla de fibra de bambú procesada y resina de goma. Se hizo de esta manera a petición del gobierno, pues el bambú es un recurso abundante en la nación.

En 2013, el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas hizo un llamamiento a la acción en materia de saneamiento público. Una de las metas planteadas está precisamente relacionada con la eliminación de la defecación al aire libre para 2025.

Más información: sparkarchitects.com

Tomado de Ecoinventos.com

Dejar un comentario