Más de 300 frailejones aplastados en un páramo de Boyacá

Más de 300 frailejones aplastados en un páramo de Boyacá

Contratistas de la la Gobernación de Boyacá serían los responsables de este hecho, según señalaron los habitantes de la vereda Monte de Luz, en el municipio de Saboyá. La CAR Cundinamarca y la Policía Nacional realizaron una visita técnica al lugar para determinar las afectaciones.

Aplastados terminaron 331 frailejones (Espeletia) tras el paso de un tractor por la Reserva Forestal Protectora declarada del páramo de Telecom y Merchán, en el municipio de Saboyá, Boyacá.  

Los profesionales de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, junto a varios agentes de la Policía Ambiental, pudieron corroborar el grave impacto ambiental que produjo este hecho, luego de haber realizado una inspección a los predios denominados Piedra Herrada, Yadira y Peñita,que se ubican en la vereda Monte de Luz, a una altura promedio de 3.300 metros sobre el nivel del mar.




“Durante la inspección técnica efectuada por la autoridad ambiental y la Policía Nacional se pudo especificar, con habitantes de la región, que el desplazamiento del tractor se efectuó con el fin de ingresar postes hasta la parte final de los predios para ser ubicados como cerca perimetral, dejando a su paso impactos negativos en la vegetación de páramo”, indicó la CAR en un comunicado de prensa. 

Según las autoridades el vehículo era operado, al parecer, por quienes tienen a cargo el desarrollo de un contrato con la Gobernación de Boyacá para el cerramiento de predios. “En la visita técnica se pudo establecer que los presuntos responsables del contrato de cerramiento del predio con cerca perimetral son los señores Luis Ángel Barrera y Miguel Rodríguez. Esta es la versión entregada por uno de los habitantes de sector. Posteriormente, desde la CAR por vía telefónica con la Gobernación se pudo establecer que existe un contrato para la restauración con procesos de reforestación y aislamiento en predios de la Gobernación y los municipios de Boyacá”, señaló el informe entregado.

Así las cosas, la CAR presume que quienes ordenaron la instalación de los postes y el traslado de los mismos son los causantes del aplastamiento de los frailejones, al “afectar su crecimiento, desarrollo y reproducción por el aplastamiento con las llantas del tractor”, dijo la CAR.

Así quedaron los frailejones luego de los hechos.




Néstor Guillermo Franco, director General de esa autoridad ambiental, explicó que esa entidad adelantó las indagaciones preliminares y logró establecer que el tractor no cumplió con los protocolos debidos para el paso por esta zona y, por tanto, procedió a poner en conocimiento de su contratante (Gobernación de Boyacá) para que en el marco del contrato proceda a requerir a los contratistas y sanear el daño efectuado.

A su turno, el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, rechazó categóricamente la destrucción de frailejones y solicitó a las autoridades competentes actuar de forma inmediata contra los responsables. 

“¡Rechazo categórico! Duele que esto pase en Boyacá, tierra pionera en sostenibilidad ambiental. Pido a autoridades actuar de inmediato contra responsables. No vamos a permitir impunidad”, expresó el mandatario, quien afirmó que en la zona ya hay funcionarios de la Gobernación y que el proceso de restauración se hará de manera urgente.  

Según los expertos los frailejones crecen tan solo un centímetro por año, alcanzando una altura máxima de 15 metros. Son importantes porque capturan el agua de las nubes y la neblina, la retienen de manera natural y luego la descargan, ayudando a mantener los caudales de ríos y quebradas.

Artículo tomado de Sostenibilidad Semana. Todos los derechos reservados.

Dejar un comentario